sábado, 24 de julio de 2010

Que incomoda la verdad


Cuando eramos niños nuestros padres nos enseñaron el arte de mentir en aras de la educación y cortesía, eso si que ni se nos ocurra mentirles a ellos, sin embargo nos enseñan a mentir en diferentes situaciones como cuando nos saluda siempre decir que estamos bien, si los papis se pelean cuando llegan a alguna fiesta o visitan a algun pariente fingen que son la pareja del año y que son la familia ideal.

Igualmente cuando uno trabaja, cuando llegamos tarde jamas le decimos al jefe "es que quise quedarme 10 minutos mas en camita", ni la verdad del porque no asistimos al examen "la verdad quise tener mas tiempo para estudiar mas o para que mis compañeros me adelantaran sobre lo que iban a preguntar"

Es que mentir nos genera una armadura??? La plena sinceridad nos hace vulnerables? Así como la fabula de Shrek de la Cebolla, siempre la verdad se encuentra en el corazón de tal vegetal y las mentiras son las pieles. Al encontrarnos una amistad nunca admitiremos una verdad como en la cuestión laboral siempre alardearemos de nuestro puestazo y nuestro super salario y proyección pero por dentro sabemos que ese trabajo nos estressa o nos aburre, que el salario apenas alcanza para las deudas. Si se trata del cortejamiento que tanto cuesta para nuestro pretendiente decirnos sin rodeos y de manera directa decirnos que le gustamos y las intenciones que tiene si de verdad quiere un compromiso serio o elegirá el camino para marearnos y solo divertirse con una, o porque nosotras no podemos admitir o negar directamente que ese pretendiente nos agrada.


Porque no decimos directamente a nuestra mama o a nuestra hermana te quiero, te amo,claro si lo hacemos pero siempre cuesta trabajo decirlo siempre, a un amigo o una amiga le expresamos nuestro cariño , cuanto lo apreciamos y que seria nuestra vida sin ellos, y tmb admitir que algunas veces les envidiamos esas virtudes que nos agradan de ellos.

De tantas pieles que tiene la cebolla nos cubren tanto que muchas veces nos olvidamos de nuestra propia realidad y la verdad se vuelve mas pequeña, estoy consciente que exponer la verdad de manera tan cruda no nos conduce nada bueno, si ves una persona con mas sobrepeso que la ultima vez no vas a decirle estas tan gorda que ya no te reconozco, ni tampoco decirle ay sabes vi a tu novio besando a esa amiga tuya aquella noche en gabino, pero que ganamos con tanta mentira?? De que nos sirve ocultar el corazon entre tanta piel.



No hay comentarios: