jueves, 5 de agosto de 2010

Poza es Culpable de mi Obesidad


El peso es un gran dolor de cabeza para la mujer promedio, solo un porcentaje minoritario no es un problema y he tenido amigas y conocidas que gozan un metabolismo envidiable en el cual pueden comer y comer y no subir un solo kilo. Es una gran presión seguir los cánones de belleza impuestas por la moda y la sociedad (claro la obesidad puede causar muchas enfermedades directamente relacionadas con el corazón y la diabetes) todavia es mas grande cuando eres mexicana, peor aun si vives en una ciudad como Poza donde hay gran variedad de comida engordante, peor imposible cuando tu ambiente de trabajo es PEMEX (bueno donde estoy la gente es mucho mas esbelta que donde estuve la otra vez).

Aqui en esta ciudad si hay buen comer como ya lo he comentado anteriormente, osea como guardar una dieta si sabes que existen los tacos de las melodicas???? si en la cuadra hay como dos señoras que preparan quecas y venden tacos de canasta???, , si en el mercado esta la guera con su famoso zacahuil, peor aun si un compañero tuyo encarga a la famosa holandesa y se la devora en tu presencia.

Desde mi persona confieso que me ha costado mucho trabajo aceptar mi peso y mi cuerpo, sobre todo cuando alguna vez si fui delgada y podia estar a un buen regimen de dieta (claro no vivia aqui en poza) ahora adios talla 7, adios a esos pantalones de latex que me quedaban padrisimos (al menos pude lucirlos de vez en cuando). Ahora podria decirse que formo parte del club de las gorditas, lo mas triste del caso es que ni siquiera tengo la simpatía de la típica chica con sobrepeso, ando amargada por la vida, ya que lo pienso creo que la persona con la que mas me identifico ahora es Francisca Viveros Barradas mejor conocida como "Paquita la del Barrio".

Antes del choque me dedicaba a nadar fuera del trabajo pero al parecer no me hizo mucho efecto, ahora me ando apelmazando. No me quejo sin haber hecho algo al respecto, cuando practicaba natación comía mas saludable, almorzaba pepino, comía mas verdura y evitaba comer tortilla, trataba de casi no cenar, pero mi cuerpo rebelde no me lo permitía, llegue a tener episodios de tremenda debilidad, la presión me bajaba muchísimo, de verdad me las vi muy negras para poder asistir a mi trabajo ( y vaya que mi trabajo es nada exhaustivo como el anterior). Trate de tener la voluntad de no excederme con la alimentación y no podía creer que mi propio cuerpo me sabotee.

Solo necesito encontrar la llave para poder aceptar mi actual cuerpo o al menos que hacer si quiero recuperar mi talla y el cuerpo que tuve hace al menos un año, pero acaso soy la unica que siente toda esta presión???? , Que pasa con las mujeres que son algunas tallas mas grandes que yo??? o que pasa con las que su metabolismo no las ayuda mucho? Habra algun dia en el que ya no exista un solo patron aceptado por la sociedad? Existira el momento en el que nuestro cuerpo ya no sea en lo unico que debamos enfocar para tratar o conocer otra persona?



1 comentario:

AnDrêS dijo...

Hola Annis.

siendo sincero buscando empleo encontre tu blog y veo que talvez algunos encontraron tu blog de la misma forma. actulamente estoy laborando en la UOPV por compania, pero estoy en busca de mejores oportunidades, agradecere mucho q m puedas proporcionar un poco d tu tiempo e informacion referente a empleos en PR.

saludos.