lunes, 15 de julio de 2013

Una soltera sobreviviendo en Villahermosa


Hace un año decidi dar un giro de 180ª a mi vida e inicie una nueva aventura, se me hizo facil dejar mi vida en Poza Rica e irme a probar suerte a Villahermosa con el fin de poder aprender experiencias nuevas y conocer rumbos sureños. Que iba a imaginar todo lo que me esperaba alla.
Si les contara mi primer dia en la base Antimonio de Weatherford habria de encontrarme a quien tenia que encontrarme , con algunas personas de mi pasado, como algun que otro ex compañero de trabajo asi como un ex-amor sin concretar.
Tan emocionada por iniciar esta nueva etapa, conoci nuevas personas y no podia esperar para entrar a pozo de nuevo.  Mi primera guardia fue una pesadilla resulta que no pude tener una buena relación con mi jefa, pero a pesar de todo eso tenia mucha hambre por aprender.
Que les puedo platicar de Villahermosa, todo lo que me habian contado pude comprobar por mi misma que era cierto, que el calor es terrible ( y eso que yo tmb soy de tierra caliente) , los moscos estan a la orden de la tarde, y los tabasqueños sin comentarios...A que sabe el pejelagarto??? Me supo a pescado con tierra o a río; a que sabe el pozol? Pues me sabia a un bache viscoso, también descubrí que el pozol se toma como si fuera coca cola o agua, pero como dicen en gustos se rompen generos.
Muchas cosas diferentes descubrí en Villahermosa, como los Pochi movil, que es una especie de moto con cabinita trasera para transportar al menos 3 cristianos por brecha o entre comunidades
En serio que me arrepenti de haber tomado esa decisión, dejar mi amada Poza Ranch para estar en Tabasco, para mi triste realidad me di cuenta que un Pozo en campo Samaria por lo menos produce 20 veces mas de lo que pueda producir un Humapa. Lo mas dificil es extrañar los campos de mi tierra, la comida, la gente, mi familia y eso que solo he trabajado en tierra, no me quiero imaginar la experiencia de plataforma.
No todo lo que he vivido ha sido malo, tmb tuve la oportunidad de trabajar con buenos jefes experimentados y que han tenido la preocupación por enseñarme, de entenderme.
Por el momento ha sido todo lo que les puedo contar sobre esta aventura que quise emprender en tierras nuevas y sólo Dios sabe que me espera todavía.


No hay comentarios: